Jiko Cerámico Keniata

La mayor parte de la población africana no tiene acceso a combustibles “procesados”, como gas natural o equipamiento de cocina moderno. Esto significa que dependen fundamentalmente de fuegos abiertos, un método de cocina que es extremadamente ineficaz y peligroso para el medio ambiente.

El Jiko Cerámico Keniata (“jiko” es la palabra suahili para “cocina”) resuelve dos problemas a la vez, encarando por un lado la cuestión del elevado coste de las materias primas con las que se fabrican los artículos de cocina, y por otro la reducción de la biomasa requerida para el cocinado usando la energía más eficaz disponible.

Esta ingeniosa aplicación de tecnología intermedia está compuesta de un contenedor de cerámica que retiene el calor, ajustado en el interior de una carcasa de metal. Esta carcasa está normalmente hecha de un revestimiento de metal de envases desechados – como el omnipresente bidón de acero de 55 galones [250 litros] – que de otra manera habrían terminado como desperdicios peligrosos para el medio ambiente. El contenedor de cerámica actúa esencialmente como un aislante cuando se quema leña o carbón, reteniendo el calor generado para asegurar que se emplea todo en el cocinado de los alimentos, en lugar de escaparse al entorno. Esto significa que la cocina de cerámica usa habitualmente entre un 25 y un 40% menos de combustible que un jiko ordinario.

Se puede encontrar más información sobre este ingenioso invento en los siguientes enlaces:

Cocinas para los países en desarrollo de Daniel Kamen.
Una preocupación candente de la Iniciativa Equator.

Hugh Allen también ha publicado un manual para fabricar Jikos Cerámicos Keniatas con la editorial Stylus.

Publicado por Paula Kahumbu en
http://www.afrigadget.com/2006/07/23/kenya-ceramic-jiko/

Anuncios