La brico-cabina telefónica

Esta entrada también se ha publicado en Kikuyumoja’s Realm.

Viajaba hoy por el campo en un minibus cuando el tipo sentado a mi lado sacó su nuevo móvil, que había adquirido hace poco en Embu, Kenia.

Safaricom, el mayor proveedor de red de telefonía móvil en Kenia, con unos 5 millones de clientes, introdujo en el pasado algunos dispositivos que permiten a los reventas proporcionar servicios telefónicos al público. Estos dispositivos, que se asemejan a los de los teléfonos fijos, a menudo vienen con una pantalla que indica el consumo de los clientes.

Las dos redes de móviles GSM de Kenia tienen mucho éxito, ya que la empresa de telecomunicaciones pública sólo proporciona al país unas 300.000 líneas fijas, muchas de las cuales no están operativas o han sido objeto de actos vandálicos.

Además de proporcionar al público cabinas de móviles, estos teléfonos públicos también ofrecen una gran oportunidad de negocio a pequeña escala para los propietarios de estos auriculares. Y a aquellos que obtienen tarjetas prepago a un precio de compra al por mayor, les espera un 5% de beneficios. Estas cabinas públicas son el mejor modo de promover que la gente inicie sus propios negocios, ya que los costes iniciales son bastante bajos.

brico-teléfono 1

(Disculpad la baja calidad de la imagen)

Así que, en lugar de comprar un auricular caro en Safaricom, que está especialmente diseñado para ser usado en esas cabinas telefónicas a pie de carretera, este tipo que se sentaba junto a mí adquirió la solución AfriGadget: Este aparato es un modelo de línea fija muy barato MadeInChina, al que se le ha extraído el interior. La persona que lo modificó destripó un viejo Siemens C25 e instaló su pantalla en el lugar donde estaba la que traía de serie este teléfono. El teclado está soldado al teléfono y en el interior de la carcasa hay una batería recargable, con una fuente de energía externa.

brico-teléfono 2

El espacio para la tarjeta SIM de la parte trasera del teléfono viene con un adaptador dual, de modo que el operario puede añadir otra red y usar cualquier de las dos simplemente encendiéndolo y apagándolo.

Estos “brico-teléfonos” para cabinas públicas están disponibles a un precio que oscila entre los 2.000 y los 5.000 Ksh [entre 18 y 46 €], que es la mitad del precio al que se venden los auriculares “oficiales”.

Publicado por JKE en
http://www.afrigadget.com/2006/12/21/88/

Anuncios