Luchando contra el hambre en un pueblo cada vez

El Descascarador Universal de Frutos (UNS por sus siglas en inglés, Universal Nut Sheller) forma parte del Proyecto Estómago Lleno. Es una historia asombrosa sobre una máquina que ha tenido un impacto directo en varios países africanos. La historia cuenta que estando de viaje en Mali, Jock Brandis, un inventor estadounidense, vio que a algunas mujeres les sangraban las manos tras haber estado descascarando cacahuetes. Esto le estimuló para inventar una máquina que pudiera ayudar a terminar con el hambre.

El UNS en África
(En este vídeo se puede ver el funcionamiento de uno impulsado a pedales)

¿Cómo funciona?

En el proceso se emplean la fuerza centrífuga y la fricción. El UNS consiste básicamente en un cono de hormigón sólido dentro de otro cono que está abierto por arriba y por abajo. El cono interior, o rotor, rota sobre un eje, y a él va unida una manivela (nota: ¡sólo una parte móvil!). El usuario hace girar la manivela a una velocidad suficiente como para que los frutos giren hacia la parte exterior impulsados por la fuerza centrífuga. Los frutos caen en el hueco entre los dos conos, donde dan vueltas y se liberan, permitiendo que los frutos y las cáscaras se separen y caigan hacia el fondo. Es entonces cuando esta mezcla de frutos y cáscaras se separa al modo habitual.

Alcance e impacto

Según el Proyecto Estómago Lleno, 12 naciones africanas están usando esta máquina: Mali, Uganda, Malaui, República Democrática del Congo, Gambia, Ghana, Kenia, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Sudán y Zambia.

El descascarador de frutos no se usa sólo con los cacahuetes. A medida que nuevos poblados adoptan este artefacto, lo aprovechan para sus propias y diferentes necesidades, que incluyen jatropha, frutos de nim, frutos de karité o café.

Lo más importante es que la fabricación del UNS cuesta unos 50-75 dólares [entre 34 y 51 €], dependiendo del precio de los materiales locales, y uno solo cubrirá las necesidades de un poblado de entre 200 y 1.000 personas.

Al igual que dos proyectos anteriores que ya destacamos en AfriGadget, este es alentador. Tanto (posiblemente) el balancín generador de energía del que hablamos recientemente, como la bomba de agua KickStart, están basados en la creencia de que el crecimiento económico sostenible es posible si se refuerzan los comienzos o la ampliaciónde los negocios de los emprendedores. Los planos para el UNS son públicos y se pueden descargar.

(A través de Kaushal)

Publicado por Erik Hersman en
http://www.afrigadget.com/2008/03/30/fighting-hunger-one-village-at-a-time/

Anuncios