Lámparas de parafina y la industria informal del reciclaje

Franco Mithika trabaja en Gikomba, una zona industrial de la gran Nairobi. Su trabajo es fabricar lámparas de parafina con latas de metal y un hierro de soldar. Millones de keniatas utilizan estas lámparas, especialmente aquellos que no pueden permitirse tener electricidad en sus hogares.

Fabricando lámparas de parafina en Gikomba

Su fabricación cuesta unos 110 chelines keniatas, y se venden por unos 150 (1,9 dólares) [aprox. 1,4 €]. Se pueden comprar al por mayor, 1.550 chelines (20 dólares) [14 €] por 24 piezas. Se tarda un minuto en hacer una (los fabricantes más hábiles tardan incluso menos).

En Zoopy podéis acceder a un vídeo de la fabricación de una lámpara.

La industria no oficial del reciclaje

Lo más interesante es que éste es apenas un arañazo superficial en la industria del reciclaje, mucho mayor, que pulula bajo la superficie de la ciudad. Así es como funciona: los más jóvenes y los más pobres merodean por la ciudad recogiendo chatarra metálica. Esta chatarra es ofrecida a un comprador que la clasifica por tipos. Por último, gente como Franco la compra para crear sus artículos.

La chatarra recogida se vende por apenas unos chelines el kilo. Una vez clasificada, las latas que Franco compra se venden por 300 chelines (4 dólares) [2,7 €] el kilo.

Así que aquí hay puesto en marcha un sistema eficaz. Lo gestionan emprendedores que se las ingenian para que las cosas funcionen. Una consecuencia directa es que todo se usa, y se desecha menos material de lo que se haría habitualmente.

Recolectando y transportando la chatarra:

Industria informal del reciclaje

Lugar donde se clasifica la chatarra (en Kawangware):

Industria informal del reciclaje

Las latas para las lámparas de parafina:

Fabricando lámparas de parafina en Gikomba

Otros objetos de metal “clasificados”:

Industria informal del reciclaje

Publicado por Erik Hersman en
http://www.afrigadget.com/2008/12/10/paraffin-lamps-and-the-informal-recycling-industry/

Anuncios