Un homenaje a SODIS

La Desinfección Solar de Agua (SODIS por sus siglas en inglés, SOlar water DISinfection) ha estado ahí durante algún tiempo, y ahora, con unos 340.000 usuarios sólo en África, esta “tecnología” de desinfección de agua de bajo presupuesto es una propuesta interesante que merece ser mencionada en AfriGadget.

En zonas donde los sistemas de agua potable no están disponibles o son de una calidad cuestionable, la desinfección solar de agua es un método barato y efectivo para el tratamiento descentralizado del agua, ya que se puede aplicar a nivel doméstico. Es un método simple y fácil de enseñar, y está diseñado para la producción a pequeña escala.

"SODIS emplea recursos locales, su aplicación es sencilla, y el agua tratada con este sistema tiene buen sabor"

SODIS emplea la radiación solar para destruir los microorganismos patógenos que causan las enfermedades transmitidas a través del agua:

La luz del sol trata el agua contaminada a través de dos mecanismos sinérgicos: la radiación en el espectro de rayos UVA (longitud de onda entre 320-400nm) y la elevada temperatura del agua. Si la temperatura del agua supera los 50 ºC, el proceso de desinfección se produce tres veces más rápido. (fuente)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda SODIS como un método viable para el tratamiento y almacenamiento doméstico del agua.

Todo lo que se necesita son botellas de PET [las botellas de plástico con las que se envasan bebidas, como las de las fotografías] limpias y transparentes, se llenan de agua y se exponen a la luz directa del sol durante al menos 6 horas. Mucha gente las coloca también sobre un techo corrugado (para aumentar la temperatura) y satura el oxígeno que hay en las botellas antes del tratamiento solar, llenándolas con tres cuartos de agua, agitándolas durante 20 segundos tras cerrarlas con una tapa, y terminando de llenarlas por completo a continuación.

SODIS puede sustituir al hervido del agua, que a menudo requiere grandes cantidades de madera o de algún otro recurso natural, así que no sólo ayuda a la gente a obtener agua potable segura (los filtros de vela convencionales son caros y no siempre están disponibles), sino que también ayuda a conservar el medio ambiente a un nivel local.

Obviamente SODIS no puede sustituir al agua potable realmente limpia, y a menudo requiere pre-tratamiento en caso de que la impureza del agua sea demasiado alta. Los usuarios pueden reducir esta impureza dejando reposar las botellas durante unos momentos para que las partículas se depositen en el fondo, y después filtrar el agua a través de un trapo doblado.

El mejor aspecto de SODIS – a pesar de su enfoque de bajo coste – es que los consumidores son responsables directos de su agua potable y poseen un método de trabajo que les permite tratar su propia agua.

El Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuáticas (Eawag) ha publicado un website con mucha información sobre SODIS [aquí la página de la Fundación Sodis para América Latina], y facilita más detalles sobre esta tecnología así como casos de estudio de todo el mundo [o aquí los casos que aparecen en la página en español de la Fundación SODIS].

Publicado por JKE en
http://www.afrigadget.com/2009/02/20/a-tribute-to-sodis/

Anuncios