Destilando agua de fumarolas volcánicas

En el cráter permanentemente seco del Monte Suswa, que está salpicado de fumarolas abrasadoras siempre activas, se ha desarrollado un método único para recoger agua.

Tapping steam for condensation

Entubando el vapor para su condensación

Aprovechando las fumarolas que salpican este paisaje, los Masai han colocado unos conductos para que el vapor se condense en largas tuberías de plástico que gotean continuamente en el interior de un bidón. Los Masai locales afirman que estos escapes pueden llenar medio bidón (aprox. 30 litros) en una hora (aunque nos parece improbable). El agua es dulce, fresca y limpia, y aparentemente calma la sed de una comunidad de varios cientos de personas y la de su ganado.

En una zona concreta dentro del cráter exterior del Monte Suswa, vimos estos artilugios por decenas. Todos ellos estaban protegidos de los animales por arbustos espinosos. Parecía ser unas estructuras en propiedad entre sus usuarios, algunas de las cuales estaban mejor construidas, sus cañerías eran más largas, y su protección y mantenimiento eran mejores. Nos dijeron que los sistemas se habían instalado quince años antes, y no parecían haber realizado modificaciones desde entonces.

El sistema de destilación de agua empleado aquí es permanente, y produce un suministro constante de agua limpia que es recogida con frecuencia por la comunidad local. El sistema que vimos estaba en la zona llamada Kishalu – justo detrás de una escuela. Podría ser más eficiente en la conducción de la condensación – se desperdiciaba mucho vapor ya que las cañerías eran bastante cortas, y los bidones de recogida se dejaban descubiertos y vulnerables a la evaporación. La belleza de este sistema es que trabaja durante la noche. Estas destilerías de agua fueron introducidas para posibilitar la supervivencia de la comunidad durante la estación seca, cuando los recolectores de agua de lluvia se agotan.

El sistema de Suswa es infinitamente mejor que el proceso de destilación que hay a orillas del Lago Elamentaita. Aquí, las mujeres Masai colocan diariamente un trozo de una lámina de cinc sobre una fumarola para capturar la condensación. Producen sólo 2 litros por día; un día de trabajo para producir suficiente agua para que beba una familia pequeña durante un día.

Si hay un premio AfriGadget, las destilerías de agua de Suswa lo merecen.

Publicado por Paula Kahumbu en
http://www.afrigadget.com/2009/06/01/distilling-water-from-volcanic-steam-vents/

Anuncios