Apañando una ducha de oficina

Archivar esta contribución sudafricana en la carpeta de “extraño pero interesante”:

“¿Qué hacer cuando sólo tienes bañera y quieres darte una ducha? Es sencillo, sólo tienes que echar mano de cualquier material de oficina que encuentres para hacerte tu propia ducha. Busca una barra grande y equilíbrala en lo alto de una puerta y en las barras de la alarma antirrobos. Añádele una lámina de plástico usando clips de oficina. Voilá, ya tienes una cortina de ducha.  Ahora queremos usar los grifos de agua fría y caliente por lo que, usando tubos y cuerdas para mantenerlos en su sitio, conducimos los dos grifos al tubo principal que lleva a la cabeza de la ducha. La cabeza de la ducha está conectada a una escuadra soporte de estantería con ayuda de las siempre útiles bridas sujetacables.”

Publicado por Erik Hersman en
http://www.afrigadget.com/2009/07/24/hacking-an-in-office-shower/

Anuncios