Mecánicos y sastres

Esta entrada forma parte de una serie en curso sobre el proyecto de la bolsa FLAP, un proyecto conjunto de Timbuk2, Portable Light y Pop!Tech. En AfriGadget estamos ayudando con el trabajo de campo de estas bolsas de energía solar y luz, y entrevistamos a las personas que las utilizan.

Me gustaría subir algunos vídeos de hoy, el gran primer día en Ghana, pero las limitaciones del ancho de banda lo hacen difícil. Pese a ello, daré una visión general y enseñaré algunas imágenes.

Mecánicos

Henry Addo es un colega mío en Ushahidi, y también es el representante ghanés que me está ayudando a distribuir las bolsas, hacer las entrevistas y divertirme… También es motorista, así que me aseguré de meter el casco en la maleta.  Nos pusimos en marcha en busca de posibles opciones tanto para el proyecto de la bolsa FLAP como de la Exposición de Fabricantes de África.

Arranqué en una Honda de 250cc que me hizo sentir un poco como Bowzer en Mario Kart. Por suerte, nuestra primera parada del día fue en el mecánico local de Henry, donde vi una preciosa Yamaha Terere de 600cc que estaban reparando. El propietario resultó estar allí, ¡y se apuntó a un intercambio de dos días (con unos 10 dólares extra al día por si las moscas…)!

Este también fue el primer lugar en el que empezamos a enseñar una de las bolsas ya montadas, para medir el tipo de reacción que podríamos recibir de la gente. Aquí no hicimos ninguna entrevista formal, pero dedicamos bastante tiempo a hacer preguntas, y surgieron algunas reflexiones interesantes sobre el uso de la bolsa.

El mecánico jefe quedó absolutamente encantado con ella, haciendo memoria de las muchas veces que, viajando por Ghana, había necesitado luz durante la noche para arreglar sus motos.

El empresario inmobiliario quería saber el precio, con la intención de comprarnos una en aquel mismo momento por 100 dólares [aprox. 70 €] (por alardear). Aunque él pensaba que Accra era un buen mercado para ellas, que los compradores reales se encontrarían en aldeas rurales.

El comerciante de objetos usados se preguntó qué ocurriría con el sistema solar si intentaba lavarse al limpiar la bolsa. No supe qué responderle, pero le dije que creía que debía de ser duradero.

Sastres

Recorrimos el pueblo intentando encontrar sastres que tuvieran habilidad para ensamblar las bolsas que habían venido en piezas sueltas. Se convirtió en un pequeño desafío, pero las cosas cambiaron para mucho mejor y encontramos un 2-por-1 ocurriendo en un mercado. Elijah y Mohammed tradicionalmente usan ropa de África Occidental para hacer chaquetas y bolsas, sin embargo se apuntaron a este reto (especialmente porque les esperaba una bolsa gratis).

Los dos sastres invirtieron mucho tiempo en examinar el tejido empleado, e hicieron comentarios sobre la calidad de la bolsa. Curiosamente, no estaban seguros de poder darle mucho uso a las bolsas, pero creían que sus mujeres las encontrarían útiles.

Hice entrevistas completas con ambos, y las subiré en un futuro cercano. Henry volverá a verles en 2-3 semanas para saber qué ha ocurrido con las bolsas y cómo han sido usadas.

Sabiendo que no encontraríamos a mucha más gente que pudiera montar las bolsas a partir de las piezas que teníamos, también quisimos retarles a algo aun más interesante. Les preguntamos qué harían si les diéramos un kit básico de luz portátil (2 paneles solares en lugar de 1) para que intentaran hacer una bolsa con él, usando piezas de ropa tradicionales sin establecer un patrón de diseño. Ambos decidieron intentarlo también, quedando advertidos de que algún material sería difícil de encontrar, e informaremos del resultado.

Publicado por Erik Hersman en
http://www.afrigadget.com/2009/08/11/flap-bags-in-ghana-day-1/

Anuncios