aerogenerador

Molinos sin aspas: aire fresco para la energía eólica

Entrada escrita por Kahenya, fundador de Simple Community

El nombre de William Kamkwamba podría ser desconocido para la gran mayoría, pero es uno de los influenciadores tecnológicos más importantes de África. No ha diseñado los dispositivos más estilosos del planeta y su creación no es única. Sin embargo, es extremadamente significativa.

Consultando únicamente un libro, Kamkwamba, que ahora tiene 25 años, diseñó y construyó un molino de viento que genera electricidad y bombea agua para su hogar en una aldea de Malaui. Y fue significativo porque demostró que era posible construir aparatos con un impacto básico instantáneo, sin necesidad de planes de negocio, página web, estrategias de marketing, financiación ni lanzamientos estelares. Obtuvo una fama inmediata.

Kamkwamba  se las arregló para solventar sus necesidades energéticas utilizando ramas de árboles y materiales de desecho. Así, pudo generar electricidad y bombear agua utilizando energía verde pura. Y esto fue hace una década.

Ya inmersos en el futuro, una década después, nos encontramos con los aerogeneradores sin aspas Saphonian. Otro diseño africano, en esta ocasión de Túnez, que se basa en la energía limpia y la tecnología “zero-blade”.

La empresa que los ha diseñado, Saphon Energy, dirigida por Anis Aouini, comprendió que los viejos molinos construidos en Europa tenían ciertos defectos fundamentales que nadie había conseguido resolver.

Por ejemplo, producen demasiado ruido y vibraciones. Si vives cerca de alguno, podrías pasar varias noches en vela hasta que consigas acostumbrarte a su zumbido inconfundible. Además, también matan a numerosos pájaros, ya que estos se introducen sin querer entre sus aspas.

Todo esto se evita con el Saphonian. Su estructura principal sigue una forma parecida a la de la vela de un bote o un dhow, por lo que no necesita aspas. Cada unidad carece de esas famosas aspas rotatorias, comunes en los molinos y las turbinas propias de la anterior generación. Y lo que es aún mejor, las ventajas no se limitan a su estética o a que proporcione una energía sostenible. El Saphonian elimina las ineficiencias que normalmente surgen de las partes móviles de un molino de viento.

La falta de aspas y de cualquier otro mecanismo rotatorio implica muy poca energía aerodinámica, lo que mejora la generación de energía. También reduce las pérdidas mecánicas. De este modo, se ha comprobado que el Saphonian es unas 2,3 veces más eficiente que los molinos de viento convencionales. También significa que, debido a su sistema hidráulico, el Saphonia puede almacenar energía, lo que permite suministrar un flujo constante de la misma mientras haya viento o el aerogenerador disponga de energía almacenada.

En sistemas normales y corrientes, todo lo que se genera debe ser consumido inmediatamente. Las redes eléctricas nacionales suelen suministrar la cantidad exacta requerida. Lo cual significa que, cuando la demanda excede la oferta, algunos lugares no reciben suministro. Por otro lado, los excesos de energía, al no poder ser almacenados, se pierden.

La capacidad de almacenamiento del Saphonian es destacable. Además, la producción del equipo es más barata que la de los artefactos convencionales: desarrollar e instalar un aerogenerador sin aspas Saphonian es un 45% más barato. Con futuras mejoras, los costes podrían incluso reducirse.

Saphon Energy ha probado un prototipo de 300-500 vatios que ha funcionado mejor de lo previsto. La empresa se centra ahora en desarrollar una segunda generación, que mejorará en muchos aspectos el funcionamiento hidromecánico del prototipo de la primera.

Lo más relevante de este proyecto será cómo los proveedores nacionales de energía eléctrica decidan utilizar esta tecnología económicamente eficiente. El Saphonian ha demostrado que África puede mejorar tecnologías existentes que no son tan eficientes como podrían.

Este podría ser para William Kamkwamba el punto álgido de su sueño: que soluciones energéticas asequibles desarrolladas en África puedan competir de igual a igual con plataformas foráneas, o incluso superarlas.

A medida que África se enfrenta a la obligación de responder a las necesidades energéticas de una población creciente, debe desarrollar sus propias soluciones, adaptadas tanto al medio ambiente como al bolsillo. Innovaciones tan convenientes como el Saphonian ofrecen una buena oportunidad.

No es de extrañar que el Saphonian haya obtenido el Premio a la Innovación 2012 de KPMG.

Publicado por JKE en
http://www.afrigadget.com/2012/09/21/blade-less-wind-turbine-blows-fresh-air-into-power-generation/

Anuncios