chumbera

Toro come-cactus salva las sabanas keniatas

Las vacas están jugando un papel importante en la restauración de la tierra en Baringo al comerse las chumberas, una desagradable planta invasiva que está destruyendo la sabana. Las vacas no tienden a comer este cactus espinoso por naturaleza, pero Murray Roberts y su mujer Elizabeth Meyerhoff me hablaron de un asombroso proyecto en el que su organización, RAE (Rehabilitation of Arid Environments) [Rehabilitación de Entornos Áridos], ha estado trabajando. Hace unos cuantos años descubrieron que un granjero local tenía un toro que no sólo se comía este exótico horror espinoso, sino que enseñaba a las otras vacas a buscarlo.

Mwalimu cow eating prickly pear

Toro Mwalimu comiendo chumbera

Esto es muy sorprendente, porque cualquier vaca, oveja o cabra que se precie se cuidará de tocar la desagradable chumbera. El granjero ha llamado acertadamente a su toro Mwalimu (Mwa-lee-moo significa “profesor” en kisuahili), porque enseña a otras vacas a comerse la chumbera.

Prickly pear

Chumbera

Prickly pear Tunas for sale in Morocco

Venta de higos chumbos en Marruecos

La chumbera (Opuntia ficus indica) es una especie originaria de México que tiene relevancia económica. Sus frutos rojizo/púrpuras, conocidos como higos chumbos, son muy demandados en muchas partes del mundo. Se ha cultivado para hacer la función de seto en muchos lugares de África, pero se ha convertido en una plaga seria porque se propaga rápidamente degradando las tierras ganaderas y es muy difícil de controlar. Por lo tantoo, las vacas comedoras de opuntias son enormemente importantes en las sabanas de Kenia.

¿Cómo hizo este granjero para que su toro se comiera las opuntias? Durante la sequía de 1999-2000 las praderas se convirtieron en terrenos pelados, y las vacas, que no tenían nada que comer, se morían de inanición conduciendo a una extensa hambruna. La historia dice que un granjero persuadió a su toro para que comiera las hojas de la opuntia tras haberle eliminado las espinas quemándolas. Un 80% de la opuntia es agua, y si se consigue eliminar las espinas, la planta es bastante nutritiva [o aquí en español]. Las demás vacas, hambrientas, vieron al toro e hicieron lo mismo, salvando al rebaño y al granjero, que nunca ha mirado atrás. Las espinas se queman empleando la madera de otra desagradable especie invasiva, Prosopis juliflora – haciendo que éste sea un proyecto ecológico en todos sus aspectos.

Como parte de la rehabilitación RAE de las sabanas de Baringo, y para compartir el valor del toro mwalimu con otros granjeros, la RAE ha comprado el toro y durante las sequías van de granja en granja enseñando a las manadas de ganado a comer la opuntia; de este modo se salva de la inanición a cientos de reses y de personas. El trabajo de Mwalimu le ha salvado la vida: ¡es demasiado valioso como para ser convertido en hamburguesas!

Cortar y usar las Opuntia y las Prosopis es importante también para controlar estas especies invasivas, que fueron plantadas como cercos vivientes pero que se están convirtiendo en maleza en las degradadas tierras bajas de Baringo con gran rapidez. Además de las vacas comedoras de chumberas, la RAE también recupera praderas y elimina la erosión de la tierra en un innovador proyecto que tiene una enorme aplicación en las sabanas de África. ¡Conocimos a mujeres que doblaban su dinero al comprar y engordar vacas en las praderas recuperadas en un período de 3 meses!

Encontrarás más información en RAE Trust

También puedes contribuir con el gran trabajo de la RAE ayudándonos a dar a conocer su labor a través de  tu blog, facebook, twitter, digg, or stumble. ¡Gracias!

Publicado por Paula Kahumbu en
http://www.afrigadget.com/2009/02/27/mwalimu-cow-chomping-prickly-pears-into-control/

Anuncios