liberia

Una cabina Blockbuster convertida en horno

La siguiente historia llegó de la mano de Luca Varaschini (por medio de David Sasaki), que nació y creció en Robertsport, Liberia, donde su padre trabajaba como doctor. Ahora vive en Milán, Italia, pero estuvo en Robertsport hace un par de semanas por primera vez desde que se fue de allí siendo un niño.

Durante mi primera semana de vuelta en Liberia, fui invitado a la fiesta de cumpleaños de Hawa, en la playa Sembehun, no lejos de Robertsport, y pasé algún tiempo con las mujeres mientras preparaban una comida de estilo occidental para todos: arroz, filetes de ternera, pasta y ensalada de patata. Empezaron a remover un preparado que tendría que convertirse en dos pasteles para el postre, y me pregunté cómo iban a hornearlos, ya que los únicos utensilios de cocina que había en el almacén eran unos depósitos de carbón abiertos en el suelo.

Me mostraron el horno, una gran cabina de metal apoyada contra el muro; parece un frigorífico con patas, lo que permitía que debajo quedara espacio para el depósito de carbón, pero al acercarme, ¡vi que era una cabina de depósito de vídeos Blockbuster! La parte delantera, cuya rendija había sido sellada, estaba colocada hacia el muro, y la puerta trasera se utilizaba como puerta de apertura del horno; en el interior había varias bandejas para nevera, sobre las cuales se ponían los recipientes. La puerta se cerraba con un simple pestillo, y se sellaba alrededor con ropas mojadas.

El pastel estaba fabuloso.

[Nota del editor: Tengo muchísima curiosidad por saber dónde encontraron esto… ¿cómo llegó a Liberia una cabina de Blockbuster?]

Publicado por Erik Hersman en
http://www.afrigadget.com/2009/03/28/an-oven-made-from-a-blockbuster-drop-box/

Anuncios

El bloguero liberiano del pizarrón

Alfred Sirleaf es un bloguero analógico. Dirige la “Noticias del Día”, una marquesina de noticias situada junto a una carretera principal en el centro de Monrovia. Empezó hace varios años, afirmando que quería acercar las noticias a aquellos que no podían permitirse comprar periódicos, en el lenguaje que ellos podían entender.

Alfred nos sirve a los demás de recordatorio de que lo sencillo es a menudo lo mejor, simplemente porque funciona. La falta de electricidad no le hizo desistir en ningún momento. La falta de financiación conlleva creatividad a la hora de reclutar a las personas en la ciudad y el país que le van a presentar las noticias. Utiliza su teléfono móvil como principal punto de conexión entre él y las 10.000 (según dice) personas que leen su pizarrón diariamente.

El bloguero liberiano del pizarrón de WhiteAfrican en Vimeo.

Aquí también hay publicidad. Cuesta 5 dólares [aprox. 3,5 €] estar en la parte baja, 10 dólares [aprox. 7 €] aparecer en un lateral y 25 dólares [aprox. 17,4 €] hacerlo en la sección principal. No consigue mucha publicidad, pero se las arregla para sobrevivir.

Sus planes de futuro incluyen descentralizar su trabajo, lo que significa abrir localizaciones idénticas en otras partes de Monrovia y en algunas de las mayores ciudades del país. Le creo muy capaz, es un emprendedor resuelto que tiene la misión de acercar la información y las noticias a los liberianos de a pie. Hasta ahora ha tenido éxito, y apostaría sin dudar por que crecerá aún más.

(En este enlace también se puede leer el artículo que le dedicaron en el New York Times hace 3 años)

(Nota: el título para esta entrada ha sido vergonzosamente robado de Rebecca’s Pocket. Subí primero esta entrada en WhiteAfrican, porque no acaba de decidir si era una historia AfriGadget o no…)

Publicado por Erik Hersman en
http://www.afrigadget.com/2009/03/13/liberias-blackboard-blogger/